Google+ Followers

lunes, 16 de enero de 2017

“El Éxito”

El Cafecito de hoy
El Éxito

Primeramente gracias a los que ha estado escribiendo para saber de mi salud y la de mi familia. Ya estamos bien, estos últimos quince días hemos estado fuera de servicio por la gripe. Gracias a los que nos escribieron. Continuamos con el cafecito.

Cada día puedes encontrar en el internet miles de maneras de cómo bajar esas libritas de más que tenemos algunos. Incluso, la mayoría de estas milagrosas ideas no requieren el mas mínimo esfuerzo. Un aparato que quema la grasa mientras ves televisión, un jugo de frutas que adelgaza a velocidad increíble, una crema que se encarga en una semana de hacer casi un milagro o la muy de moda cirugía.

En fin. Hay miles de maneras, supuestamente sin esfuerzos, de perder peso. Siempre he creído que esta es la puerta fácil, hay maneras mas sacrificadas pero con resultados mas beneficiosos para nuestra salud. No hay nada como una vida saludable y de ejercicios. El problema es que no todos están hechos para el sacrificio, los buenos hábitos y las rutinas. Todos quieren la salida fácil.

Lo mimo pasa con el éxito. No existe un remedio casero, ningún negocio sin esfuerzos, ninguna formula que te haga exitoso de la noche a la mañana. Esto requiere buenos sacrificios, buenos hábitos, rutinas y muchos sobre todo muchos deseos de superarse y crecer. El problema es que nuestra cultura actual no enseña a vivir la vida, disfrutar cada momento porque la vida es una.

Y si es cierto, hay que disfrutar cada momento que no volverá, vivir a plenitud, pero recordando que estamos sembrando para luego cosechar. El joven que no sacrifique momentos con amigos o días de fiestas, no podrá luego de unos años disfrutar del fruto de su trabajo. Luego tendrá que trabajar para darle una mejor educación a sus hijos y que tengan la oportunidad que el desperdicio. El problema es que sus hijos optan por la misma dirección. Así que también tendrán que trabajar para darle a sus hijos lo que ellos no pudieron alcanzar.

Y así es que generación tras generación el pobre y sus hijos permanecen en la pobreza. Debe haber una generación que quiera marcar la diferencia. Que se levante cada día sabiendo que no hay formulas mágicas para el éxito. Que hay que luchar, sacrificarse, dedicarse y saber que el éxito es una comida que se cocina en el horno a fuego lento y no en el microondas. Recuerda, lo que siembras es lo que cosechas. (Gálatas 6:7)

Mira cada lunes como el inicio de una carrera, enfócate, prepárate y sal a dar lo mejor de ti. El tiempo no se pierde, se invierte. Algún día podrás sentarse a comer de los frutos que has sembrado. Invierte en conocimiento, crea nuevo hábitos que te direccionen a tu propósito, enfócate en lo que quieres lograr profesionalmente, sabiendo que hay subidas y bajadas, días buenos y malos. Pero que cada día es una nueva oportunidad para empezar de nuevo. #Vivefull

¡Que tengas un día bendecido!
Nestor Ortega
www.ELCafecito.org

miércoles, 11 de enero de 2017

“El virus de la gripe”

El cafecito de hoy
El virus de la gripe

Desde el pasado viernes hasta el día de ayer me encontraba en cama con fiebre, dolor de cabeza, dolor en los ojos y un increíble dolor de cuerpo que hacían lo imposible por no dejarme poner de pie. Por mas que intente que mi bebe no adquiriera el virus fue imposible, así que ella también esta padeciendo del fastidioso virus de la gripe que al parecer ha atrapado a varios conocidos.

La gripe se transmite desde individuos infectados a través de gotas en aerosol cargadas de virus, procedentes de secreción nasal, bronquial o saliva que contenga alguna de ellas, que son emitidas con la tos o los estornudos o sólo al hablar. Es decir, que con solo escuchar toser o hablar a alguien infectado, ya corres el riesgo de contagiarte. Pero no solo al escuchar hablar a alguien puedes infectarte de gripe, sino que corres el peligro de ser infectado por un virus peor. El virus de la murmuración.

La murmuración es una actividad humana que consiste en hablar de alguien, tan bien como mal, aunque generalmente de forma desfavorable, sin que la persona en cuestión esté presente. El problema es que este veneno normalmente se trasmite de boca en boca. Es contagioso y mas peligroso que cualquier gripe. Pues va acompañado de síntomas de envidia, recelo, resentimiento y rencor. Sentimientos que se guardan en el corazón como un cáncer.

La única vacuna conocida es no querer escuchar. Simplemente eso. Abecés  murmuramos para informar, otras para desquitarnos o simplemente para dañar la imagen de una persona. Conozco individuos que tienen ese mal don de hablar demás. A veces, según ellos, sin ninguna mala intención. Tenemos que tener en cuenta dos cosas:

1. Seremos criticados, no podemos escapar de esta realidad.
2. La crítica siempre debe provocar un cambio en nosotros. Siempre servirá para un bien, aun cuando su intención no lo sea. Si me están dando evidencias de lo que tengo que mejorar, entonces es una crítica constructiva y la tengo que aceptar, sea cual sea la fuente de esa crítica y sea cual sea la forma en la que me lo están diciendo, me va a beneficiar. Si no es cierto lo que dicen, entonces, en algo estoy avanzando en la vida y al parecer a otros les molesta.

La crítica y la murmuración están muy relacionadas entre sí, la diferencia se encuentra en que de manera específica, la murmuración se realiza en ausencia de la persona afectada con el comentario, no así necesariamente la crítica. Pero son consideradas como sinónimos, porque tienen una misma intención, censurar o reprobar las acciones o la conducta de alguien, lamentablemente la mayor parte del tiempo para perjuicio de la persona.

Si eres de los que te encanta el lleva y trae recuerda dos cosas:
1. Si habla de otro contigo, hablara de ti con otro. (Los chismosos siempre salen a la luz)
2. Cosecharas lo mismo que estas sembrando (Gálatas 6:7)


La vida es muy complicada para pasársela pendiente de la vida de los demás. Madura y aléjate de este virus que va de boca en boca. Si alguien viene a comentarte algo respecto a alguien en su ausencia, dile que simplemente no te interesa. No hay mejor medicina que esta. #ViveFull

¡Que tengas un día Bendecido!
Nestor Ortega
www.ElCafecito.org