Google+ Followers

viernes, 26 de agosto de 2016

"El día que casi muero"

El Cafecito de Hoy.
"El día que casi muero"

Hace algunos años en una playa de Nagua, al norte de la Republica Dominicana. Practicando surf con unos amigos, quede atrapado en una corriente de olas que me empujaba hacia atrás y que no me permitían salir nadando hacia la orilla. 

Trate y trate, pero por más que intente no podía, pues mis brazos ya no daban para más por el cansancio. Les confieso que pensé: “Hoy me muero”. Podía ver la orilla tan cerca, pero no podía avanzar por las fuertes olas que me arrastraban hacia atrás.

Fueron solo cinco minutos y para mi fue toda una eternidad. Mi vida completa pasó ante mis ojos (a blanco y negro, porque por la sal no podía ver bien) y mientras intentaba salir, arreglaba mis papeles con Dios, por si acaso era mi último día.

Pero cuando todo parecía perdido, dije: Tengo que llegar a la orilla. Y justo en ese momento apareció Betsy, una gringa compañera de ministerio. Con la ayuda de Dios y un gran esfuerzo pudimos llegar hasta la cálida, seca y blanca arena de la playa. 

Muchas veces las olas de la vida nos cansan y no nos permiten avanzar. Creemos que ya no es posible dar más de nosotros para alcanzar lo que queremos y decimos ¡Hasta aquí llegue! Creemos que este divorcio es inevitable, que el cáncer pudo más que nosotros, que nunca podre conseguir un buen empleo, que esta enfermedad ganara la batalla, que Dios no me va a perdonar, que mi situación económica no mejorara.

Pero en esta mañana te desafío a dar lo mejor de ti, a echarle ganas y llegar hasta la orilla. En el momento en que te decidas, Dios enviara a personas que estarán ahí para ayudarte y darte la mano. No te rindas, entrégale la situación al señor y el pondrá fuerza en tus brazos y te llevara a la seca, calidad y blanca orilla. “Hoy es la excusa perfecta para dar lo mejor de ti y tener la fe suficiente de que Dios esta en control”  

"Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo" (Salmos 92:10) ¡No te rindas! Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.

Noticia importante: Ya esta disponible la App de El Cafecito. Con esta podrás recibir tu cafecito directo a tu móvil y podrás compartirlo con tus contactos. Lamentablemente por el momento solo esta para Android, pero estamos trabajando para tenerla también para Iphone. Aquí te dejo el link para que la descargues http://bit.ly/2bklVvO o simplemente ve a Google Play y escribe "El Cafecito"

¡Que tengas un día Bendecido!
Nestor Ortega

miércoles, 24 de agosto de 2016

"El Mejor Perfume"

El Cafecito de Hoy.
"El Mejor Perfume"

Desde hace una semana al llegar al edificio donde vivo, justo al abrirse las puertas del ascensor, siento un agradable perfume en el ambiente. Al parecer alguien decidió ambientarlo. Ya que en el edificio hay fumadores y a veces ese mal olor se queda impregnado al entrar y salir del ascensor.

Sinceramente prefiero el olor de un agradable perfume al del humo de un cigarrillo. ¿A quién no le gustan los perfumes? A todos nos encanta darnos ese último toque antes de salir a cualquier lugar. A unos les gustan los perfumes fuertes a otros los suaves, pero a todos nos gusta un perfume que hable por nosotros.

Y así como dicen, que el perfume dice mucho de la persona, así mismo las palabras. Puedes darte cuenta como es una persona después de dos minutos de conversación. Y definitivamente hay personas que necesitan un perfume para su interior.

Personas desarregladas, despeinadas y descuidadas internamente, aunque por fuera quieran aparentar todo lo contrario. La cultura actual nos enseña que la apariencia es los mas importante. Aparentamos ser felices, queremos aparentar tener dinero, aparentar que nuestra familia es la más unida, queremos aparentar que todo en nuestra vida se encuentra en orden, mientras por dentro nuestro corazón se consume en el dolor, la soledad y la tristeza.

Hay personas que al hablar despiden un mal olor peor que el del cigarrillo o un mal aliento. Al escucharlos podemos percibir rencor, envidia, miedo y frustración. Por ende le molesta el crecimiento de los demás. Incluso tienen envidia del éxito de un amigo o familiar.

¿Pero que hacer para cambiar el aroma que emitimos? Así como cuidas tú exterior, ¿Por que no cultivar también tu interior? Las cosas más importantes son aquellas que no se ven. Y en la sencillez está la clave de la felicidad.

Lo que la gente puede ver desde afuera es pasajero, pero tu interior es eterno. Aquí te dejo algunas marcas de perfumes que puedes usar diariamente. "Paciencia", "Valor", "Amistad", "Esperanza", "Ternura", "Comprensión" y "Amor" uno para cada día.

Recuerda: Cultiva tu interior y este hará que se refleje en tu exterior. Solo Dios puede sanar tu corazón y sanar tus heridas. Y esto hará que ese aroma a perdón inunde el ambiente donde estés. Búscalo mientras aun respiras, mientras tengas oportunidad. Cada día te espera con los brazos abiertos.

Es hora de cambiar el olor que despedimos, es hora de cambiar nuestro ambiente con un mejor perfume.

¡Que tengas un día Bendecido!
Néstor Ortega